No es casual que cuando escuches una melodía que te guste te pongas de buen humor. Independientemente de los gustos, los efectos de la música en nuestro estado de ánimo, hacen que se convierta en el mejor acompañante de nuestras actividades.    

Investigaciones de la Universidad de Maryland en EEUU y de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, concluyen que todos los beneficios de la música en nuestro estado de ánimo se dan gracias a la profunda estimulación a nivel cerebral que provoca cada una de las ondas musicales, sin importar los gustos de cada persona.

Puntualmente, algunos de los beneficios comprobados, son:

  • Tiene efecto analgésico: puede reducir el dolor crónico en enfermedades como la artrosis y la artritis reumatoide hasta un 21%, así como los dolores de cabeza y la migraña.
  • Funciona como gimnasio cerebral: aumenta la comunicación neuronal, la elasticidad y la plasticidad del órgano.
  • Refuerza el sistema inmunológico: produce una experiencia emocional positiva y profunda, conduciendo a la segregación de las hormonas de estimulación inmunológica y disminuyendo los niveles de cortisol.
  • Reduce el estrés: escuchando música al menos 30 minutos 2 veces al día, se puede llegar a reducir el estrés y la depresión en 25%.
  • Excelente compañero para hacer ejercicios: porque inconscientemente nos ayudan a llevar el ritmo de la respiración, sobre todo en el caso de las actividades cardiovasculares.
  • Aumenta el optimismo: porque liberamos endorfinas y dopamina, hormonas que nos trasladan a un estado de ánimo más positivo, aumentando además, nuestra autoestima y confianza.

El género que escuchemos es determinante para que el acompañamiento a nuestra actividad sea el óptimo, pero ahora conoces algunos de los beneficios de la música para tu organismo, comienza a poner un poco más de atención cuando vayas a hacer la selección.

Tu propio Dj

Una balada romántica no sirve para tener una clase de Spinning; ni un rap ayuda a conciliar el sueño. La música puede motivarnos o acompañarnos en nuestras tristezas; puede incitarnos a correr o ayudarnos a estudiar. La pregunta es ¿qué tipo de música funciona para cada momento? Estos son algunos de nuestros consejos:

  1. Para trotar: la música pop es de las mejores opciones. Otros géneros recomendados son rock, techno y techno-pop. Busca entre artistas como Madonna, Iggy Pop, AC/DC o Pitbull.
  2. Para entrenar en el gimnasio: aunque en la mayoría ya hay música (a veces a un volumen un poco alto), si no quieres preocuparte por lo que coloquen otros, puedes llenar tu dispositivo con algo de música electrónica, rock suave o pop.  
  3. Para estudiar: sin lugar a dudas la música clásica o barroca, pues facilita la concentración y te aporta tranquilidad. Algunas personas música new age (similar a la que usan para meditar). Los clásicos de Mozart y Vivaldi serán los mejores acompañantes.   
  4. Para meditar en casa: en la web encontrarás muchas opciones de meditación guiada acompañada por música tranquila, principalmente instrumental, para ayudar a tu concentración. Esta melodía también puede serte útil para practicar yoga o pilates.
  5. Para salir de la cama: si quieres levantarte de mejor humor, sustituye la desagradable alarma del despertador, por una música alegre, que comience suave y acelere el ritmo paulatinamente. Puede ser reggae, rock en español o alguna balada acústica. Verás cómo mejora tu ánimo matutino y te levantas más sereno.    
  6. Para animarte: los ritmos bailables son la mejor opción para alegrarnos, sobre todo si traen consigo algún recuerdo que nos dibuje una sonrisa. Sin embargo, hay otros géneros como el funck, country y el pop que pueden surtir el mismo efecto y, si estás en el trabajo, sean más apropiados.

    En la web hay muchas opciones de playlist dispuestos para que los uses de acuerdo a tu estado de ánimo o actividad. No subestimes el efecto de la música sobre tu estado de ánimo y el de tu entorno, porque además, el efecto puede ser contagioso. Sin embargo, si estás en tu oficina o en un espacio público de estudio, no olvides escucharla en un volumen moderado más aún, si usas audífonos.   

_________________________________________________________________________